TAMARUGO-PARABLOG-REMEDIOS18-FB

Remedios caseros post 18

Las Fiestas Patrias traen consigo alegría, risas, unión, y también muchos malestares, ya sea dolores estomacales por exceso de asados, o problemas de resaca por los terremotos, lo cierto es que después de tanta celebración el cuerpo sufre las consecuencias, por eso te dejamos un par de recetas caseras para solucionar tus problemas.

 

LA RECETA DE SOPA DE POLLO

¿El frío se apoderó de tu 18?, si el resfrío post fiestas es tu problema, ¡te traemos esta solución!. Porque nuestros abuelos siempre han llevado razón. ¿Sabías que varias investigaciones avalan que la mezcla de vitaminas y nutrientes del caldo de pollo poseen un efecto antiinflamatorio que ralentiza el crecimiento de los leucocitos implicados en la liberación de mucosidades?, pues aquí te dejamos la famosa solución: pollo troceado con sus huesos y hortalizas de invierno. ¿Qué es lo que le confiere sus poderes? La piel de pollo es rica en el aminoácido cisteína, base de antimucolíticos de acetilcisteina para aliviar la congestión nasal y fluidificar la mucosidad, al hervir el pollo durante un tiempo prolongado facilitamos la liberación de este aminoácido.

 

JENGIBRE Y LIMÓN: PAREJA GANADORA

Esta mezcla ha traspasado miles de generaciones y es prácticamente un elíxir curativo, son dos ingredientes muy fáciles de convertir en infusión o preparar en forma de limonada casera remineralizante. La dupla jengibre y limón funciona muy bien para las gripes y catarros, de hecho, podríamos nombrarlo como uno de los remedios caseros para el resfriado más universales, pues ambos son antiinflamatorios y antisépticos y nos ayudan tanto a prevenir las infecciones como a aliviar síntomas cuando ya hemos caído. Un truco: toma cada mañana una rodaja de raíz de jengibre orgánica fresca sin pelar y el zumo de un limón para prevenir infecciones. Y si ya notas congestión, mastica la raíz de jengibre, notarás que el alivio es inmediato. ¿Un plus?, ¡agrégale a tu té mucha miel!.

 

TÉ DE JENGIBRE PARA LA RESACA

Si el alcohol abundó en tu semana dieciochera, lo más probable es que estés sufriendo en este instante de una terrible resaca, pero ¡no te preocupes, todo tiene solución!, nuevamente el mágico jengibre viene a salvarnos, solo debes cortar el jengibre en pedacitos pequeños y colocarlos en una panela en conjunto con el agua y dejar hervir durante 15 minutos. Colar, esperar a que esté tibio, endulzar con miel y beber varios sorbos al día.

El jengibre tiene acción antiinflamatoria y desintoxicante y, por esto, es muy eficaz en la eliminación del alcohol del organismo, curando la resaca más rápido.

 

JUGO DE PERA PARA PREVENIR LA RESACA

Si eres de los que prefiere prevenir antes que lamentar, ¡también te dejamos una excelente opción!, solo debes ingerir como mínimo 220 ml de jugo de pera o 2 frutas antes de iniciar el consumo de alcohol, esto es una excelente estrategia para evitar la resaca al día siguiente.

Este efecto ocurre debido a la alta cantidad de agua, azúcar y fibras de la pera que tiene el poder de acelerar el proceso de eliminación del alcohol en el organismo, ayudando a evitar los síntomas de la resaca como pérdida de memoria, sensibilidad a la luz o falta de concentración.

 

JUGO DE TOMATE

¿Sobraron tomates de esa maravillosa ensalada a la chilena?, ¡no los botes!, puede ser justamente la cura para tu resaca. El jugo de tomate es una gran opción para quien quiere deshacerse de la resaca pues posee un nutriente llamado licopeno que tiene una eficaz acción sobre el hígado, disminuyendo los síntomas de la resaca. ¿Qué necesitas?

  • 4 tomates grandes y maduros;
  • 2 cucharadas de perejil o cebollín;
  • 1 hoja de laurel;
  • Sal al gusto.

Licuar todos los ingredientes y agregar un poco de agua fría y unos cubitos de hielo. Tomar el remedio casero preferiblemente en ayuno.

 

JUGO DE PAPA

Si la acidez es lo tuyo, esta receta será un alivio. El jugo de papa cruda es una excelente opción natural para neutralizar la acidez del estómago, aliviando los síntomas de la acidez y del dolor en el estómago, ¿lo mejor?, ¡solo necesitas una papa cruda!. Para crear este remedio casero solo debes rallar la papa y exprimirla dentro de un paño limpio hasta que salga todo el jugo y luego beberlo. Este remedio casero puede ser tomado diariamente, varias veces al día y no tiene contraindicaciones.

 

TÉ DE HOJAS DE LECHUGA

Un buen remedio casero para le dolor de estómago es tomar té de lechuga todos los días, gracias a que sus hojas son un antiácido natural. Para preparar este té junte todos los ingredientes en una olla y deje hervir alrededor de 5 minutos, luego déjalo reposar tapado por 10 minutos, y a continuación debe ser colado. Puede ser bebido 4 veces por día, tanto en ayunas como entre las comidas.

 

¡Que tu dieciocho tenga solo buenos recuerdos!, con estos productos caseros puedes aliviar tus malestares de una forma rápida y natural. Encuéntralos en Jumbo.