TAMARUGO-PARABLOG-MANDALAS-FB

Pintar mandalas: una nueva forma de meditar

Una de las más novedosas formas de meditar es el pintar mandalas, una tendencia que se convirtió en una moda a finales de 2015 y que ha logrado que niños y adultos pasen varias horas dándole vida a dibujos con trazos inusuales y algo intrincados. Los psicólogos sugieren ahora que una buena terapia para la ansiedad es probar con libros de colorear, en reemplazo de psicofármacos, gimnasio, cerveza e incluso meditación estilo yoga.

“Esa carga que ha quedado, como resultado de la interacción con la familia, los amigos, los pares, es trasladada a la pintura. Esa es la finalidad catártica de colorear mandalas”, dijo Maritza Figueroa, psicóloga clínica y especialista en psicoterapia para adultos.

La mayoría de gente elige colorear en reemplazo de otras técnicas de relajación como la meditación tibetana o el yoga. Este ejercicio en solitario ayudaría a aliviar la tensión, ansiedad, así como activar el lado creativo.

La especialista agrega que el alivio de la ansiedad es una de las ventajas de este tratamiento alternativo. “Permite exteriorizar las emociones a través del dibujo. Esto reduce el nivel de ansiedad interna que va quedando de saldo de las emociones intensas, ya sean positivas o negativas”, explica.

Figueroa considera que si bien el colorear mandalas es una buena terapia se debe complementar con el tratamiento general. “No va a resolver los conflictos emocionales internos, ni las experiencias traumáticas, pero si va a canalizar el exceso de carga emocional que hay en el individuo”, añade.

Terapia oriental. Mandala significa en idioma sánscrito círculo sagrado. En el hinduismo y en el budismo, un mandala es un dibujo complejo, generalmente circular, que representa las fuerzas que regulan el universo y que sirve como apoyo de la meditación. Si bien egipcios, celtas, chinos y judíos las usaron, fueron los tibetanos quienes le otorgaron un significado sagrado y como herramienta para un camino a la sabiduría.

Para todas las edades.  No solo adultos pueden hacer uso de ese tratamiento. Se recomienda también su uso para niños con dificultades de atención, ansiedad, hiperactividad o por el contrario, pasivos, ensimismados y poco sociables. Además, los mandalas ayudan a equilibrar y mantener en orden el comportamiento de los menores.

Tome nota. El colorear libros de mandalas tiene como principales ventajas el aportar quietud a la mente, disminuir los niveles de ansiedad; así como, potenciar estados positivos como alegría, paz, tranquilidad y seguridad.